miércoles, 25 de diciembre de 2013

JUPITER JON


JZK

 "Las puertas del cielo"

https://www.youtube.com/watch?v=0EIw6Dmo0hk



JZK pop taldearen kantu bat, beraien lehen disko txikitik, "JZK". 1986. urte bukaeran ekoiztu zuten, Donostiako IZ Diskak zigiluapean. 

Pedro Luis Uranga, gitarra




K-2 (KDOS)

 

K-2 (edo Kdos) taldearen kantu maketero bikain bat. Naparroa aldekoak ziren, Berriozar herrikoak uste dut. Izan ere, taldeko abeslaria, Martin Romero zen, Kutxi Romero jaunaren anaia, Marea taldeko kidea... Rock ta roll!!

K-2 (KADOS)

1. Se despidió
2. Déjame tu corazón
3. Entre musarañas
4. Cuentaseló
5. Arramplando con tó
6. Como un rulo de papel

Una canción de K-2 (Kdos), un grupo de rock navarro (de la localidad de Berriozar, creo) donde militó el señor Martin Romero (Bathoo, Bocanada), hermano de Kutxi Romero, célebre vocalista del grupo Marea. A pesar de los muchos conciertos que dieron por la zona norte del Estado Español (en el Casino de Elizondo, por ejemplo), los navarros K-2 apenas llegaron a grabar un par de maquetas, con muy pocas canciones, entre los años 1998 y 2000. Una pena, porque eran bastantes buenos. Hoy en día, Martin actua con los Bocanada ( http://www.bocanada.es ).


EUSKAL BIDEOKLIP BERRIAK (4/8)


......................................................................................................................................

KAFHA

"ARKU, LANTZA TA GEZIEZ"

KALAKAN


KALEAN


ANEGURIA



Aneguria y su compa La Basu son dos raperas de Bilbao (País Vasco, Europa) que comenzaron a soltar sus letras en euskera y castellano entre ritmos de bombos y cajas. En una época en la que las mujeres brillaban por su ausencia en el rap underground, los caminos de ambas artistas acabaron cruzándose en un devenir de conciertos. Un buen día decidieron ponerse las pilas ante la ausencia de chicas en esto del rap. “Hay que hacer algo”, sentenciaron. Y de aquella declaración de intenciones nació Eskina Femenina, un proyecto que tiene como objetivo apoyar y visibilizar a las mujeres que se animan a coger un micro y rapear. A través de esta iniciativa buscan también crear vínculos y sinergias entre estas artistas del underground. Redes sociales, talleres y conciertos forman parte de este proyecto que ayuda a las chicas a alzar la voz y reivindicar su sitio en un ámbito en el que ellos históricamente se han erigido como dueños y señores. ¿En esto del rap hay machismo? Es la pregunta inevitable... “Hay de todo, pero es un mundo dominado por hombres”, explica La Basu. “La mujer ha sido la que bailaba, la estupenda al lado del rapero”, añade. 

Con Eskina Femenina quieren dar carpetazo a esa realidad ofreciendo a las chicas la oportunidad de demostrar que ellas rapean potente, que son las reinas de la rima, del freestyle y de los ritmos callejeros. Y que son chulas, muy chulas; porque hay que serlo para mantener el tipo sobre determinados escenarios. “Si en la vida tienes que demostrar el doble por ser mujer, en el rap tienes que demostrar el triple. Te ponen la lupa”, explican. “Queremos potenciar a las mujeres en el rap. Que tengan la oportunidad de salir y probar”, añaden. Eskina Femenina nació en 2013. Lo primero que hicieron fue crear un canal de Youtube en el que agrupan vídeos de mujeres que hacen rap. Hoy hay colgados más de mil vídeos de 250 artistas de todo el mundo. 

También crearon un perfil de Facebook que tiene como objetivo ser un punto de encuentro interactivo que cree vínculos entre estas mujeres, para que se conozcan entre ellas y crear así referentes. Aquí se repostean conciertos, información de discos etc. Los talleres de escritura son otra de las patas de la iniciativa, talleres que imparten en su sede de Bilbao La Vieja y que están abiertos a gentes de todas las edades, mujeres y hombres. Y luego llegaron las mesas redondas y los festivales de raperas. Desde Eskina Femenina quieren ayudar a las que empiezan; y quieren dejar claro que en tierras vascas hay un buen puñado de chicas que hacen rap bonito. Ahí están La Furia, de Donostia, o la Chula Potra, de Nafarroa. También La Omega, de Gasteiz; Mai, de Irun; Herbalis, que son dos chicas de Bermeo; Fanny, de Donostia; María, de Barakaldo; Madamme La Dama de Durango y las donostiarras Iramina. La Basu y Aneguria trabajan para demostrar que el rap es fuerza en la garganta de una lady. En junio se van a Barcelona para actuar y dar una charla sobre mujeres en este estilo musical, y lo hacen de la mano de Fermín Muguruza y su proyecto "Black is beltza".

La Basu y Aneguria tienen claro que el rap es reivindicativo, “son los ecos de la calle”. Y eso es así si lanza la rima un tío o lo hace una tía. Quizá, en ocasiones, las chicas sean más sutiles a la hora de tratar algunos temas; quizá porque, simplemente, les apetece hacer las cosas así. “Me gusta decir vulgaridades... Pero con estilo”, zanja La Basu. Y es que ellas están ahí para expresar lo que les da la gana, al igual que reivindican que una mujer baile como se le ponga en las narices sin que nadie le cuestione. El rap es controversia. La clave está en alardear de chulería pero sin perder las formas.


 
 
 

KALTE


BAKELITE


KISKILLAS FARRANGOSAS



Kiskillas Farrangosas fue un grupo de punk rock creado por varios chavales de Erandio (Bizkaia, Europa) hacia 1986/87. Estos músicos, con edades entre los 14 y los 17 años, grabarían su primera maketa "Por debajo de todos" (1988) en vivo y el directo. En 1989 editaron su segunda demo, que incluye dos versiones. "Es así", cover del grupo Peter and the Test Tube Babies y "Maldita represion", cover de Pispirutos. Esta banda vasca realizo bastantes conciertos en su zona, desde shows de lo más esperpénticos, desde tocar enchufados a un poste de tren en la estación de Lutxana (Bizkaia) a otros tan memorables como el celebrado en un abarrotado polideportivo de Elgoibar (Gipuzkoa) junto a las bandas Zarama y los navarros Tijuana in Blue. Con esto últimos, repitieron en fiestas de Erandio. Kiskillas Farrangosas también compartieron escenario en su día con grupos como Parabellum, Zer bizio o Deskonzierto. En 1990 la banda se separa... En 2018 son uno de los protagonistas del libro “Mierda de Bizkaia y sus grupos punk maqueteros” (2018) escrito por Andoni Fernández Azkarai bajo el sello DDT Liburuak.

DISCOGRAFIA

1988. "Por debajo de todos" (demo)
1989. "Kiskillas Farrangosas II" (demo)

Bizkaia es una de las tres provincias oficiales de la Comunidad Autonoma Vasca(Europa), integradad en Euskadi Sur y en España. En los años de explosión del punk fue una región castigada bastante por el paro y la crisis económica. La CAV experimenta, como el resto del territorio español, una lenta mutación de sistema político tras la dictadura fascista, sacudida por un fuerte movimiento obrero y la actividad armada de ETA o de los Comandos Autónomos Anticapitalistas. Es impensable que el punk, nacido del rechazo, se mantenga al margen de las tensiones sociales del momento. Más aún cuando las fuerzas del orden acostumbran a cachear aleatoriamente, detener, golpear y robar a los jóvenes punks. Eran la gran mayoría de ellos de clase obrera luchadora. Gente que sufría en sus barrios y sus familias el acecho de la crisis y la explotación. Manu, del grupo NPI, deja claro porqué había tanto punk en su ciudad: «Eskorbuto lo dijo en tres palabras: paro, miseria y humillación.»

Los primeros punks vascos no pueden viajar a Londres el fin de semana, no van a fiestas de la alta sociedad. Desprecian la movida madrileña. Ellos montan sus equipos con piezas robadas, auto- construidas o improvisadas. «Mira, nosotros íbamos a las cabinas telefónicas, reventábamos el telefonillo y nos cogíamos los altavoces. Esos se los poníamos a las guitarras españolas y con dos cables lo enchufábamos al radiocasete que le pillaba a mi hermano mayor. Subíamos el volumen a tope y distorsionaba la guitarra.» (dice Javi, de Kiskillas Farrangosas)

De su vida cotidiana nacía un espíritu rebelde incontrolable. «Entusiasmo y las ganas de cambiar. Nosotros quisimos hacer la revolución aunque no teníamos ni idea de qué era la revolución. Nosotros sólo la vivíamos y la sentíamos.» (Aitor, de Deserción). Una entrevista tras otra se nos desvela la cara oculta de los años ochenta. Casi no hay rastro de la esperanza pasada, el futuro no existía pero el presente se vivía intensamente. Guerra sucia, drogas, violencia, machismo, las primeras okupas, insumisión, lucha política, creatividad…todo se mezcla. Hay peleas pero también hay mucho apoyo. Los mayores enseñando a tocar a los jóvenes y haciéndoles un hueco. La necesidad de unirse para okupar un espacio y hacérselo propio, llevarlo adelante, enfrentarse a la policía, a los fascistas y a la clase política. Curiosamente, la mayoría de las personas entrevistadas consideran el momento actual peor que entonces y con un futuro más incierto.

¿Qué nos dejó todo aquello? Nos dejó su voz y una cultura creada a golpes y pedazos. Una cultura que agoniza si no se reinventa, si no se nutre con la aportación de cada una de nosotras. Éste es un trabajo fascinante y Andoni lo ha realizado con sus propios medios, por la pura pasión de descubrir y dar a conocer el punk marginal de Bizkaia. Además, nos brinda la oportunidad de deleitar y destruir nuestros oídos en mierdadebizkaia.bandcamp.com con grabaciones rescatadas de muchas de las bandas entrevistadas.

..........................................................................

Bizkaia, shit, rock’n’roll. Despite its small starting point, "Mierda de Bizkaia" is a social history that goes further. It’s history from the margins, narrated by voices rejected by mainstream discourse. Voices that dissent from the deceitful history that was being written at the time. Hoarse, off-pitch voices that screamed and fought to exist on their own terms, or without any terms. Its protagonists fought with everything they had, and those that survived are raising their voices again to express their truth. These days, Eskorbuto, Vulpess, and MCD are well-known groups in every punk scene on Earth. But those aren’t the protagonists of Mierda de Bizkaia. They appear, but in tales told by nobodies. In this book, the nobodies, the forgotten, are the speakers: bands that lived during the punk boom in Euskadi but never managed to stamp their existence onto vinyl. Some of them didn’t even record a demo.

Don’t hope for any new idols here. I hated more than one of the characters who lived in these pages. Doesn’t matter. All of them make up a shared history, contradictory, crude, honest, and impassioned. They confide in us, and together they make up a portrait of a generation in conflict with everything. Bizkaia is one of the three official provinces of Euskadi (we won’t get too deep into the Euskadi nationalism question here), in the northern part of the oppressive Spanish state. At the end of the 1970’s it was in the midst of an economic crisis, and that’s when punk blew up. Like much of Spain’s territory, it experienced the slow mutation of the political system after the fascist dictatorship, shaken by a strong labor movement and the armed rebellion of ETA and the Comandos Autónomos Anticapitalistas (CCAA).

It’s unthinkable that punk, born of renunciation, would stay on the sidelines of this social movement. Especially when the forces of order were accustomed to detaining, frisking, beating, and robbing young punks. The majority of them were part of the working-class struggle, people who suffered the lurking crisis and exploitation. Manu, from the group NPI, has no doubt about why there was so much punk in his city, “Eskorbuto said it with three words: unemployment, misery, and humiliation.”

The first Basque punks couldn’t travel to London for the weekend; they didn’t go to high society parties. They spurned la movida madrileña. Their equipment was built from stolen parts, DIY’ed and improvised. “We went to phone booths, broke the handset and stole the speakers. We put those in Spanish guitars and connected it to a cassette player that my big brother had. We turned the volume up all the way to get that distorted guitar sound.” (Javi, from Kiskillas Farrangosas)

From daily life an uncontrollable rebel spirit was born. “Enthusiasm and the urge for change. We wanted a revolution even though we had no idea what a revolution would be. We simply lived it and felt it” (Aitor, from Deserción). One interview after another reveals the hidden side of the 1980s: there is almost no trace of hope, the future didn’t exist, but the present was intense. Dirty war, drugs, violence, machismo, the first squats, draft-dodging, political struggles, creativity…everything mixed together all at once. There were fights, but also support. Older punks taught youngsters how to play and made space for them. Collaboration was necessary to squat a space, make it their own, take it forward, face the police, the fascists and the political class. Curiously, the majority of the people interviewed consider the current moment to be worse than those times, with a more uncertain future.

What does that leave us with? With their voices and a culture created by blows, from bits and pieces. A culture that dies if it doesn’t reinvent itself, if it isn’t supported by a collective effort. This is a fascinating project, and Andoni has done it on his own, discovering and sharing the forgotten punk of Bizkaia. Many of the rescued recordings from the interviewed bands are put online, to enjoy and destroy our ears, at mierdadebizkaia.bandcamp.com.

KAKI ARKARAZO


KOIUNTURA



Josu, ahotsa ta kitarra
Resu, ahotsa ta kitarra
Laura, flauta
Simón, perkusioa
Hector, baxua

Koiuntura musika taldea 90. hamarkada hasieran sortu zen Nafarroa aldean. 1990. urtetik 1996. urterarte ibili ziren, buru belarri, Euskal Herria osoan zehar heuren folk estiloko kantuak jotzen. Letra aldarrikatzaileak eta poetikoak nahasten zituzten. Intsumiso gazteen kontrako gartzela zigorren edota Itoiz urtegiak sortutatuko gatazka ekologistaren islada bilakatu ziren. Garai bateko kronika dira heuren diskolanak. 1996. urterarte, Koiunturako kideak lau disko dotore kaleratu zituzten, "Dias turbios", "Askatasunaren haizea", "Eguzki bergiratuz" y "Itoiz bien vale un cable". Tzoku taldea, Zerdeinia (Italia) uharteko talde rockero batek, sardo hizkuntzan bertsionatu ziuen Koiuntura taldearen kantuak.

.........................................................................................

La banda folk Koiuntura estuvo, musicalmente, activa entre 1990 y 1996. Tuvieron varios cambios en su formación, sobretodo en la percusión, pero Josu Castillo y Resu Ansorena se mantuvieron siempre a cargo de guitarra y las voces principales. Comenzaron tocando con un compromiso total, llenaban la furgoneta con su equipo e instrumentos e iniciaban el viaje. Dieron conciertos por toda Euskalerria, en rincones de muchos bares o en la calle (la mayoría de los casos sin escenario pues resultaba más cómodo). Con el tiempo, sus temas resultaban más complejos y, posiblemente, más poéticos y hippies. Gozaban de sus palabras, de la musicalidad de la poesía cantada. No decían nada del otro mundo, pero lo bonito era oír como lo decían.

La música de Koiuntura tenía también bastante de canción protesta. Grabaron cuatro discos, "Días turbios", "Askatasunaren haizea", "Eguzki bergiratuz" y "Itoiz bien vale un cable", donde resumían su trabajo artístico peleón. "Nos unía el deseo de hacer cosas, musicalizar las inquietudes que nos invadían, elevar la lucha de cada día a la poesía, elevar la poesía a la lucha y la solidaridad. Y así comenzamos, sin mas ambición que proyectar lo que sentíamos a golpe de guitarra, timbales y la flauta de Laura. Lo más básico posible, sin complicarnos".

El grupo Koiuntura obtuvo un segundo premio en los certámenes de Jóvenes Cantautores de Navarra en los años 1990 y 1992. La década de los año 90 fue una época de gran pelea ecologista debido a la contrucción del pantano en Itoiz (Navarra), a la corrupción creciente entorno a esa gran obra y la destrucción total del pequeño valle navarro. "Eguzki begiratuz", por ejemplo, es un disco muy sensibilizado contra el pantano de Itoiz, de hecho, está dedicado al colectivo ecologista Eguzki. Un grupo punk rock de Cerdeña (Italia), llamado Tzoku, reversionó la canción "Askatasun haizea" en lengua sarda, "S´ardore populare". Posteriormente, tras la disolucion de la banda en 1996, varios de miembros de Koiuntura han continuado en proyectos teatrales.

EGUZKI BEGIRATUZ (1994)

1. Hay voces libres
2. Hija del roble
3. Me mata
4. Lur madarikatua
5. El despertador
6. Behin batean
7. Presoen ametsak
8. Irati
9. El parque
10. Isiltasuna
11. Imaginatela
12. Noche cerrada

.........................................................................................
Koiuntura was a basque folk band. They were from Navarra (Europe).

DISCOGRAPHY

1991. "Días turbios"
1992. "Askatasunaren haizea"
1994. "Eguzki begiratuz"
1996. "Itoiz bien vale un cable"

KOKOSCHCA


KAÑERIA 13


KAGANDO BLANDO


KAOS ETILIKO


KAOTIKO


KARIDADEKO BENTA


Bertsoak, koplak eta munduko hainbat erritmo eta doinu herrikoi uztartu zituen Karidadeko Benta taldeak. Zumaian (Gipuzkoa) sortu zen garai bateko orkestratxo ibiltarien filosofiarekin, eta ibilbide laburra baina emankorra izan zuen, lau urtean hiru disko grabatuz. Azken kontzertua 2007ko udan eskaini zuen, eta haren grabazioa DVD batean jaso zuen. Taldekideen artean, Jon Maia bertsolari, Inaxio Tolosa aktorea eta Jon Manzisidor artista zeuden.

Jon Maia (ahotsa), Jon Manzisidor (gitarra, laut-a, baxua), Inaxio Tolosa (haize instrumentuak), Aran Santamaria (ahotsa), Imanol Manterola (perkusioa) eta Domentx Uzin (biolina, helikoia) seikoteak osatu zuen Karidadeko Benta. ETBko Hitzetik hortzera bertso saioak egindako eskaera baten haritik sortu zen taldearen ideia. Bertso batzuk musikatzeko eskatu zieten hainbat bertsolariri, horien artean Jon Maiari, eta honek hiru perkusio jotzailerengana jo zuen. Emaitzarekin gustura geratu eta aurrera segitzea erabaki zuten, taldearen soinua instrumentu gehiagorekin aberastuz: gitarra, klarinetea, saxofoia...

Bertsoaren mundutik hainbat ekarpen egin zaizkio euskal musika herrikoari azken bi hamarkadetan, hor daude Jon eta Aitor Sarasua anaien Fauna txiki bat diskoa, edota Zazpi Eskale eta Gu Ta Gutarrak taldeek grabatutakoak, besteak beste. Karidadeko Bentak beste ikuspegi bat landu zuen: Espainia, Maroko, Italia, Balkanak, Iran eta beste hainbat herrialdetako doinu herrikoiak Lapurdiko kopla zaharrekin edota Maiak berak sortutako bertsoekin nahasten zituen, garai bateko "orkestratxo zoro" haien kontzeptua bere eginez. Zuzeneko emanaldietan taldearen eta entzuleen arteko hesia apurtzen saiatzen ziren eta inprobisazioak tarte handia hartzen zuen.

Hiru disko grabatu zituen Karidadeko Bentak lau urteko tartean, Karidadeko Benta (Gaztelupeko Hotsak, 2003), Amore amore (Gaztelupeko Hotsak, 2004) eta San Quirico (Gaztelupeko Hotsak, 2006). Lehenengoa grabatu aurretik bi urte eman zituen kontzertuak eskaintzen, eta emanaldiotan pilatutako kantuak bildu zituen taldeak disko horretan. Bigarrenean, kantuak disko baterako intentzioarekin sortuak izan ziren eta taldeak argiago zuen nola jaso grabazioan. Hirugarrenak erritmo dantzagarriagoak eta elektrikoagoak ditu. Hiru diskoetan Maiak sortu zituen hitzak, eta Manzisidorrek doinuak. Halaber, bertsolari zaharren aleak musikatu zituzten lehen bi lanetan: Pello Errotarenak, Txirritarenak, Xenpelarrenak... Azken horren kasuan, "Ia gureak egin du" bertso sortari Leonard Cohenen "Take this Waltz" kantuaren doinua jarri zioten.

Taldeak harrera oso ona izan zuen, eta horrek berak eragin zuen, neurri batean, taldearen desegitea. Erabakiak ustekabean harrapatu zuen jende asko. Baina Jon Maiak azaldu zuenez, "Karidadeko Benta jolas baten moduan hasi zen, asmo handirik gabe, eta dagoeneko leku eta denbora gehiegi jaten ari zitzaigun" (1). 2007ko udan eman zituen azken kontzertuak, horietako bat Zumaiako Itzurun hondartzan. Emanaldi horretan eta beste batzuetan hartutako irudiak Lehengo munduaren azkena (Baleike Kultur Elkartea, 2008) DVDan jaso zituen Eneko Dorronsoro zinema zuzendariak. Karidadeko Bentak Getxo Folk jaialdian eman zuen azken kontzertua, 2007ko irailaren 5ean. Guztira 200 emanalditik gora eskaini zituen, horietako batzuk Italian, Galizian eta Herrialde Katalanetan.

Geroztik, Jon Maiak jarraitu du bertsolaritzan murgilduta, baina zinema zuzendari gisa ere egin du lan Apaizac obeto, Bidaia intimoak eta Gazta zati bat dokumentaletan. Jon Manzisidor Billy Bao taldeko partaidea izan zen eta Gora Japon sortu zuen, biak ala biak Karidadeko Bentarekin oso zerikusi txikia duen musika lantzen duten taldeak: free-rock esperimentala, inprobisazioa... Komikilari gisa ere nabarmendu da Manzisidor, besteak beste Berria egunkarian eta The Balde aldizkarian egindako kolaborazioei esker. Domentx Uzinek fado musika jorratu du Ventos de Saudade taldean. Inaxio Tolosak aktore lana garatu du eta hainbat antzezlanetan lan egin du (Gastibeltzaren karabinak, Oteiza, testuak eta beste poemak, Xentimorik gabe...). Aran Santamaria ere artista plastikoa da.

KAPTEN EGURRAK


KARRATUA BOROBILA DA